Diario de una brasileña

mayo 18, 2008

Una madre que ama demasiado

Filed under: Brasil, personal — Etiquetas: , , , — fermarques @ 10:10 am

Yo quiero tanto a mi hija que me duele. Son tantas cosas que llevo dentro, que ahora mismo no puedo ni hablar.

Anuncios

mayo 16, 2008

Un trozo de paraíso: “Chapada Diamantina”, Bahía

Hecho mucho de menos a Brasil. No lo puedo evitar. Desde hace algunos días no estoy bien. No sabía que echaba tanto de menos…Hace como dos años que no voy a Brasil y mi plazo de caducidad es de uno: no aguanto estar más de un año sin ir allí. Desde que mis padres han venido a vivir en Lisboa, no voy a Brasil y mi cuerpo esta resentido.

Ya no tengo donde volver. Mi casa ya no esta más allí y es como se me hubiesen quitado el suelo debajo de mis pies. No sabía definir que sentimiento era ese, conseguir describir eso es un descubrimiento. Se me quitaron el volver a casa. El mundo es maravilloso, vivir en otro país y conocer otras culturas también, pero nada es mejor que volver a casa.

Necesito sentir el olor de mi país, una mezcla dulce de mar, tierra y alegría, oír sus sonidos, su música, su acento. En mis recuerdos esta la Chapada Diamantina, entrañables y inolvidables los días que pasé allí en excursiones con los amigos (eramos tantos que alquilábamos un autobús para irnos todos juntos), otras veces fue con algún novio y siempre ha sido espectacular. El lugar es magia pura, es encantado, una sensación de estar entrando en otro mundo. Además de ser un sitio ideal para los deportes radicales: rappel, bunging- jumping, eso de saltar pegado a una cuerda que estira. Mis primos, Alê Russo, Clayton Russo y Daniel Russo son instructores de esos deportes radicales y hacen eventos por todo Brasil. Aqui podeis ver a Clayton saltando del “Elevador Lacerda” ( Ascensor Lacerda, en el centro histórico de Salvador de Bahía), en un reportaje de la tele local. Hace poco ha estado participando del programa de Xuxa, “Conexao Xuxa”.

Clayton, además de instructor de deportes radicales, también es fotógrafo y cámara de la ESPN Brasil.

La Chapada esta en Bahía y es un parque forestal con un entorno de fábula: la “Cachoeira da fumaça” (“Cascada del humo”) que es tan alta que no llega en el suelo, por eso el nombre; “Gruta da Pratinha” con las aguas más cristalinas que vi en mi vida; “Poço encantado”, impresionante cueva con un lago de aguas azules y tantos otros lugares estupendos.

Morro do Pai Inácio ( la leyenda di que un cura saltó desde arriba de la montaña con un paraguas y siguió vivo, por eso el nombre “Pai Inácio”- Padre Inácio)

Pratinha

Poço Encantado

Lapa Doce

Brasil es uno de los países más ricos en bellezas naturales, con un aire puro, aguas limpias, vegetación esplendorosa y muchos minerales. Yo cogía cristales en los ríos de Lençóis, era muy fácil encontrarlos.

A veces me pongo melancólica y siento ganas de marcharme a alguna playa de Brasil y dejarme quedar…pero tengo responsabilidades que me lo impiden…a final, ¿quien es libre de verdad? Lo único que puedo tener son los recuerdos y mi melancolía….

mayo 5, 2008

Cumpleaños

Filed under: Barcelona, España, inmigración, Madrid, notícias, Novedades, personal, salud — Etiquetas: , , , — fermarques @ 7:53 pm

Veinte y cinco niños a doce pavos cada uno en el chiqui- park, más tarta y recuerdos (chuches y estuches de lapices y cositas), la tarta del cole y piñata, más otra tarta para celebrar con los abuelos que vienen desde Barcelona y Lisboa, globos y afines, vestido, zapatos y complementos, una bici nueva…

Me quedo pensando en la comunión y después en su boda…vaya insomnio! Y ella cumple cinco, todavía.

Época de muchos recuerdos que deberían ser muy dulces ( ¿no es así que nos intentan enseñar?): las veinte horas de parto las pasé sola, mal asistida, olvidada en una camilla, aquí en ese hospital de Barcelona, que me decían, “es uno de los mejores!”.

No lo superé todavía, ya se van cinco años. No me gusta recordar aquella noche/día, pero aún que no lo quiera, las imágenes me vienen en forma de pesadillas. Me da pena que el día “más feliz” de una madre primeriza sea recordado de esa forma dolorida.

Pero… todo parece pequeño cuando la miro. Ese rollo sentimental parece una tontería, pero las madres que lean eso me entenderán.

abril 28, 2008

“Secuestro” en el Lidl

Filed under: España, Madrid, personal — Etiquetas: , — fermarques @ 7:26 pm

Hoy fui al Lidl, vecino al Carrefour de Móstoles, a comprar jabón para la lavadora, pues es barato y bueno (vale 5 euros la caja). Está lejos de mi casa, vivo en Arroyomolinos, por lo que tengo que ir en coche. El ahorro parece tontería, pero así somos a veces. Aprovecho y vengo cargada de suavizante, quita manchas, detergentes y cosas así. De las comidas no me fío. No puedo comer nada que no pueda entender lo que lleva, lo que es, como esta todo en alemán… Me voy al Carrefour que está al lado comprar los comestibles.

Aparqué el coche al lado de los carritos y cogí uno con una moneda de 50 céntimos. Dos rumanas estaban sentadas al lado de los carritos y me pidieron dinero. Les dí la moneda del carrito y abrí el bolso para coger otra. Las dos ya estaban a mi lado diciendo que estaban pasando hambre, que eran rumanas, que no había nada para comer en casa y que el niño les estaba esperando que llevasen comida. Preguntaron si yo les podía comprar algo para el niño y que me esperaban fuera. Yo dije “vale”, y pensé en comprarles un cartón de leche y entregarselo a la salida.

Pero la mujer quiso entrar conmigo en el super, fue caminando a mi lado, sin mi consentimiento. Entramos y yo sin creer en lo surreal de la situación, con esa indeseada “compañera” de compras. Ella cogió un bote de crema de avellanas de la marca Lidl y lo colocó en mi carrito; caminó hacia los cafés, cogió la marca más cara, que valia 3 euros, habiendo de 1,20 y también lo colocó en mi carrito. Yo…flipando!

La mujer quería hacer su compra con mi dinero. Le dí otros 4 euros y le dije, antes que el absurdo continuase: “toma, coge tus cosas y vete a pagar que yo me voy…pagas con el dinero que te dí”; la mujer dijo que no daba para pagar, que era muy poco, que quería también “salami”. Más una vez, como abducida, le dí más 50 céntimos, que ya eran 5 euros.

Cuando ella vió que yo ya me estaba enfadando, se fue a la caja con mi dinero, “su” salami, crema de cacao/avellanas y café.

Como dicen: das una mano y te toman el brazo.

Difícil no sentirse idiota en una situación como esas. La verdad, es que me sentí acosada y con miedo. La otra que le acompañaba, estaba fuera, sabía cual era mi coche, podía hacer algo, no sé; también temí que pudiera robar mi cartera.

La sensación que tenia es que estaba secuestrada. No conseguía librarme de aquella mujer que me exigía cosas y más cosas. Juro que a principio pensé en el niño que podría estar pasando hambre en casa, no me pasó por la cabeza lo que vino después.

Bueno, ahora estarán comiendo pan con crema de avellanas y riendo de la tonta que han conseguido pillar en el Lidl.

Me entran ganas de denunciar al Lidl. Ellos tienen cámaras de seguridad, que no deberían solo servir para pillar los ladrones de chocolatinas; deberían servir para proteger a los clientes. Por una cámara de seguridad seria fácilmente constatado mi estado de “secuestrada”, mi agobio. Allí no vuelvo más, seguro está.

abril 27, 2008

Feijoada y paella

Filed under: Uncategorized — Etiquetas: , , — fermarques @ 12:13 pm

La feijoada, tipico plato brasileño, se cocina a fuego lento, sin prisas, pues la variedad de ingredientes, carnes y judías negras, tienen que mezclarse, coger el sabor uno del otro; así es con la paella, plato español más conocido en el mundo, que también es una mezcla de carnes, pescados, mariscos y arroz.

Arroz y judías pueden hacer una buena pareja (¿o no?), así como Brasil y España tienen mucho más en común que la mayoría de las personas piensan. Lo único es que cuando distintos, son MUY distintos.

Así también en el amor: yo, brasileña; él, español. Las diferencias son celebradas con un buen plato de feijoada, arroz blanco, “farofa” y caipirinha los domingos, o una paella valenciana los sábados, regado con un Rioja.

Ya se van casi 7 años de feijoadas y paellas, juntos, pero no revueltos.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.