Diario de una brasileña

mayo 3, 2008

La mayoría de los españoles no se duchan/bañan a diario

Filed under: Brasil, Cultura, España, inmigración, Madrid, personal, salud, Uncategorized — Etiquetas: , , , , , — fermarques @ 10:39 am

En Brasil, tenemos un clima caluroso y la cultura de la ducha. Es muy común la ducha dos, tres veces al día. Nunca he quedado un día siquiera en toda mi vida, sin ducharme al menos una vez al día. Nunca he dormido en mis sábanas limpias con el cuerpo sucio de todo un día: sudor, contaminación de la ciudad, humo, secreciones corporales… la ducha antes de acostarme es sagrada.

Los brasileños, por más pobres que sean, aún que no tengan ducha en casa, utilizan una manguera o un cubo, pero tampoco si quedan sin asearse a diario. En nuestra cultura, es inaceptable y de mala educación la falta de aseo personal. Estamos en vías de desarrollo, somos “Segundo Mundo”, hay mucha pobreza todavía, pero pobreza no tiene que ver con suciedad, en respecto a uno mismo y a los demás.

Me casé con un catalán en Brasil y después de un año decidimos venir a España. En mi primera semana en Barcelona, noté algo raro: en la casa que nos quedamos hospedados, no se bañaban todos los días. Peor: se pasaban más de una semana sin que yo oyera el ruido de la ducha. Pregunté con extrañeza y un poco avergonzada a mi marido: “¿ no se bañan?”. Él contestó que se bañaban muy temprano, que yo estaba durmiendo todavía. “Vale”, pensé.

Empecé a despertar muy temprano, antes que todos. Mis sospechas se quedaron comprobadas : el matrimonio y el joven de la casa no se bañaban/duchaban a diario. Me entró una especie de pánico y asco: en los dos meses que estuve allí, a penas oí la ducha “cantar”. Mi primer choque cultural.

En Brasil, son los franceses que tienen fama de que no se bañan, por eso fabrican perfumes con olores potentes. Lo de los españoles me ha sido una sorpresa. Hace poco, recibí dos parejas de Barcelona en mi casa, una joven y otra mayor. Se quedaron una semana y se bañaran a penas en el ultimo día. Las toallas se quedaron tan asquerosas que no he tenido coraje de meterlas en la lavadora: las tiré directamente a la basura.

Ya he tenido peleas con mi marido, porque no admito la no- ducha, principalmente antes de acostarse. A duras penas, se ducha a diario.

La pregunta es: ¿por qué?

¿Por ahorrar agua? Es una actitud ecológica, ya que los jabones perjudican la naturaleza?

¿Por el frío?

¿Daña la piel?

¿Es por algún hecho histórico, por ejemplo, en la época de Franco, donde las dificultades obligaban a los españoles a ahorrar todo?

¿De donde proviene la cultura de la no- ducha?

Sé que este post puede generar antipatías y alguna polémica. Pero es un hecho observado en mis 6 años de España y publicado en la red en Puleva Salud: “Seis de cada diez españoles no se duchan a diario, según un experto” o en ABC: “El 48% de los madrileños no se ducha a diario”.

Yo creo que las estadísticas son más altas, pues a mucha gente les da corte decir que no se bañan a diario. Basta con darse un paseo por Carrefour algún sábado por la tarde, con el súper muy lleno, ya veréis que tengo la razón.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: